//
you're reading...
Jewish Holidays, Jewish Holidays Guide

Guía práctica Judeo-Mesianica para Pesaj

Guía práctica Judeo-Mesianica para Pesaj  para los creyentes en el Mesías

Aquellos que desean entrar en la celebración plena de la festividad de Pesaj deben comenzar sacando la levadura de sus casas el día 14 de Aviv, antes del seder (orden) de la cena memorial de Pésaj.

«14 de Aviv – Sacar la levadura de casa:

Éxo 12:15 Siete días comerán panes inleudos; en el mismo primer día eliminarán la levadura de sus casas, porque cualquiera que coma pan leudado desde el primer día hasta el séptimo día, esa persona será cortada de Yisrael.

Éxo 12:16 Celebrarán una ocasión sagrada en el primer día, y otra ocasión sagrada en el séptimo día; ningún trabajo en absoluto se hará en ellos; sólo lo que cada persona vaya a comer, eso solamente podrá prepararse.

¿Qué es  levadura o Jametz  en Hebreo?

Levadura (Jametz ) es el proceso que hacer fermentar a ciertos granos cuando se los mezcla con agua. Se denomina Jametz a toda sustancia fermentada (comúnmente harina). Solo cinco tipos de grano pueden volverse Jametz (levadura), a saber: el trigo, la espelta, la cebada, la avena, y el centeno.

La prueba para identificar qué tipos de grano pueden volverse Jametz es tomar la harina de ese grano, mezclarla con agua, y dejarla reposar por lo menos una hora. Si la masa crece, ese grano puede llegar a ser Jametz (producto fermentado) y no sólo su harina se debe evitar sino cualquier cosa que se prepare mezclando ese grano con un líquido está prohibida y también cualquier tipo de alcohol hecho a partir de los cinco tipos de grano mencionados [por ejemplo la cerveza].

«15 de Aviv – Shabat Especial – Cena Memorial:

“Celebrarán una ocasión sagrada en el primer día… ningún trabajo en absoluto se hará en ellos…”

La noche del comienzo del 15 de Aviv es un Shabat especial y se come la Cena Memorial de Pésaj, que debe contener los siguientes elementos:

1. Suficiente vino o jugo de uva para todos los participantes.

2. Panes sin levadura, preferiblemente comprados en el Kosher City  de Toronto o Montreal  o  hechos en casa.

3. Hierbas amargas: lechuga, perejil, o apio.

4. La comida (la cena como tal), que no necesita ser cordero y que no debe contener levadura.

«Del 15 al 21 de Aviv – Comer inleudos y abstenerse de Jametz:

Durante siete días se debe comer pan sin levadura además de no comer leudado, ya que el mandamiento indica “comer inleudos”.

«21 de Aviv – Shabat Especial:

“…y otra ocasión sagrada en el séptimo día;… ningún trabajo en absoluto se hará en ellos…”

Esto es básicamente lo que debemos hacer durante estos días, además de internalizar el significado simbólico y profético de la celebración.

« Aplicacion o Practica  Espiritual:

De todos los contenidos de la fiesta de Pésaj, uno es universalmente conocido: su carácter de Jag HaJerut , la celebración de la libertad del pueblo judío del yugo faraónico hace unos 3.340 años. Desde el famoso “Avadim hayínu, atá benéi  jorín”[1] de la Hagadá de Pésaj, al consumo del maror[2], del agua con sal y del jaróset[3], el Séder de Pésaj[4] fue concebido para recordarnos, principalmente, que nosotros somos hoy los descendientes de un pueblo de esclavos liberados por la acción divina bajo el liderazgo de Moshé Rabeinu (citado una sola vez durante la Hagadá[1]).

 Se trató de una liberación nacional. De hecho, fue nuestro primer paso como nación – un paso elegido en nuestro primer acto como pueblo –. Aunque nuestra tradición enfatice el tema de la redención divina – un hito fundacional – , elegimos ser libres: tomamos la milagrosa intervención divina y la hicimos propia, iniciando nuestro camino nacional en el cónclave de las naciones del mundo.

Espiritualmente, la fiesta debe ser celebrada con sinceridad y verdad. La levadura (el pecado) debe ser quitada de nuestras casas (y corazones). La sinceridad significa pureza y servir a Yahweh con un corazón puro. Supone deshacerse del pecado en nuestras vidas y separarse de todo mal que pueda tener una influencia de corrupción en la vida del creyente en Yahshúa. Históricamente, el pueblo de Israel sabía que celebrar esta fiesta implica una separación total de la religión, las costumbres y la esclavitud de Egipto, así como su gloria, sabiduría y esplendor mundanos.

Los hijos de Israel tomaban la masa de harina antes que se leudara, ya que no podían permanecer por mucho tiempo en Egipto. No había tiempo para que la levadura hiciera efecto en la masa (Éxodo [Shemot] 12:34,39). Como creyentes, debemos huir de los caminos y las filosofías del mundo que son contrarias a la Escritura.

La Sinceridad (1 Corintios 5:7-8) implica pureza, que significan santidad y separación.

Santificar significa hacer santo, purificar o consagrar. Los creyentes son santificados al obedecer la Palabra de Yahweh, incluyendo la Torah y el Tanakh (Juan 17:17,19; Hechos 20:32; 2 Crónicas 30:15; 35:1,6; Éxodo [Shemot] 19:10,14; 28:39-41; Levítico [Vayikra] 8:30; 11:44; 20:7; Hebreos 10:10,14; 1 Corintios 1:2).

 
Uno de los maestros que elaboran acerca del significado de la libertad lograda en Pésaj en el marco de lo nacional es Rabí Búnam de Peshischa[1]. Comentando acerca del versículo de Éxodo VI:6, ‘Yo soy el Señor, y Yo os sacaré de debajo de las cargas de los egipcios’, Rabi Búnam ofreció la siguiente exégesis:
“Una carga”, dijo, “normalmente se lleva con facilidad después que uno se ha acostumbrado a ella. Cuando el Señor observó que los Hijos de Israel se estaban acostumbrando a sus labores [como esclavos], realizándolas sin quejarse, entonces Él entendió que había llegado el momento de que fueran liberados”.

 Rabi Búnam explicó que la esclavitud genera una pérdida del sentido mismo de la carga que lleva consigo – la pérdida de la libertad y los abusos que ésta produce –. Rabi Búnam les recordó a sus contemporáneos que un pueblo puede sucumbir si es insensible a la propia opresión a la que es sometido. Lo dijo porque sabía – como hombre del final del siglo 18 y comienzos del 19 – que existía quizás una oportunidad cercana para la redención nacional del pueblo al que guiaba y que tanto sufría bajo el abuso de permanentes persecusiones y expulsiones.

 Su interpretación aparte de biblica  fue, históricamente, correcta. Fue en la conciencia del pueblo judío del yugo sufrido, a través de sus 17 siglos de Exilio, que nuestro último profeta, Theodor Herzl, logró reconstruir la Nación judía que crearía el Estado de Israel – tal como, más de 3.000 años atrás, Dios y Su siervo, Moshé, despertaron del letargo al oprimido pueblo judío -.  Rabi Búnam entendió – y Herzl lo siguió – que Pésaj y su mensaje de libertad nacional, son el llamado, el grito y la voz que nos recuerdan que no podemos convivir con la opresión de los abusadores; que la verdadera libertad de un pueblo se juega en un tablero que le sea propio, donde todos los dilemas, todas las preguntas, todos los conflictos de una Nación puedan cristalizar, ser enunciados, discutidos, analizados y aplicados a una vida cotidiana y normal. Pésaj es libertad nacional y su conciencia: una conciencia libertadora, que refleja una permanente demanda de autonomía y realización nacional.

About Anni Orekh

Anni Orekh (which translated from Hebrew means: I m an editor (Publisher) it is the online pen-name of author and Managing Director of MD Enterprises.

Discussion

No comments yet.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Archives

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Join 112 other followers

Categories

Blog Stats

  • 687,454 hits

Sefardi Tree

%d bloggers like this: