//
you're reading...
Biblical Judaism, Hebraic and Jewish Roots, Internet Resources for Latinos and the caribbean, Jewish religious Movements & Divisions

El Hijo del hombre es Señor aun del sábado (III)

Algunos vienen con una perspectiva que pone el  pensamiento del Judaísmo rabínico y/o talmúdico por encima de los escritos apostólicos y/o  misioneros  que se encuentra en el  Nuevo Pacto o las Buenas Nuevas [“Nuevo Pacto”, término mesiánico y  tambien del Judaismo Biblico para el Nuevo Testamento o las  Buenas Nuevas. Debe quedar bien muy claro que consideramos que sólo el Tanaj [Antiguo Testamento], y las Buenas Nuevas o  la Nueva Alianza como Escrituras divinamente inspirado. No estamos bajo la autoridad de los rabinos de la antiguedad o actuales, sino bajo la autoridad del rabino Yeshúa HaMashiaj [Rabino Jesús el Cristo o El Mesías]. Esto no quiere decir , no a la práctica  de  algunas de las tradiciones o cultura que se han desarrollado en el  pueblo  de Israel durante muchos siglos – en lo que hacemos. Sino  que   consideramos que tales tradiciones no son divinamente impuestas ni inspiradas por Dios.  Nuestra base son las Escrituras…. lo demas pura añadiduras.   Llegado de explicar el “extraño” milagro en Bethesda, realizado en el Shabbat por Yeshua y en contra de las numerosas prohibiciones que se habian inventado los rabinos de aquel entonces  sin raices en la Tora  pasamos a este estudio biblico.

Estudio: Cubiertos en el polvo del Maestro

Texto Bíblico: 1 Cor. 1:27-29

Mat. 14 : 28, 29. ¿Qué estaba pensando Pedro cuando pidió caminar  al lado de Yeshua en el agua? ¿Cómo se le ocurrió que él también podría hacerlo? Bien… Pedro era judío y Yeshua  tambien era judío ! pero podriamos lo entender  mejor si analizamos el contexto judío del primer siglo.

Educacion

La educación  siempre fue importante y tomada en cuenta por los hebreos.  La educación era importante para los educadores, estudiantes y padres de aquellos tiempos. Asi de igual la educacion era de muchisima importancia en los tiempos de Yeshua, y había un argumento acerca de a qué edad un Rabí debía recibir a sus pupilos o estudiantes.
Que herramientas educativas y culturales se usaban para la educacion hebrea?

las Escrituras Hebreas (el Antiguo Testamento). No era extraño en esos días que un buen muchacho judío se hubiera memorizado el Antiguo Testamento para la edad de 14 años. El estudiante empezaría para este tiempo el arte de las preguntas y las respuestas. En nuestra civilización occidental actual, estamos acostumbrados en la transferencia de información, pero en aquellos días, responder una pregunta no era tan directo. Un rabí podría preguntarle a un estudiante cuánto es 2 + 2. Actualmente, habríamos contestado rápidamente la respuesta de 4. Pero en aquellos tiempos, un estudiante podría contestar con “¿Cuál es la raíz cuadrada de 16?”. Esto no solo le diría al Rabí que el estudiante escuchó y entendió la pregunta, sino que era capaz de procesarla y entonces responderla con una pregunta propia. Así que cuando encontramos a Jesús en el templo a la edad de 12 años (Lucas 2: 46, 47), lo encontramos haciendo exactamente lo que un muchacho de su edad estaría haciendo, preguntas y respuestas con los ancianos.

Donde y quienes educaban en el sistema educativo del antiguo Israel ? Bet Safar (Casa del Libro)

Usualmente de los 5 a los 10 años, era un tiempo enseñado en la sinagoga por el Rabí. Los niños judíos, cuando aprenden a leer, besan la portada del libro, sobre la que se ha dejado una gota de miel, con la finalidad de que el libro les guste más. Durante este tiempo, los buenos muchachos judíos memorizaban La Torá: Génesis, Éxodo, Levíticos, Números y Deuteronomio. ¡Memorizados a la edad de 10 años! ¡wow!

Bet Talmud (Casa de la Enseñanza)

Avanzando desde Bet Safar, la educación de un niño judío continuaba de la edad de 10 a los 13 años. Durante este tiempo, el estudiante continuaba su memorización de los Salmos, los profetas y el resto de de la Tannak.

Bet Midrash (Casa de la Interpretación)

A la edad de catorce, lo mejor de lo mejor continuaría por aplicar la ley oral y escrita de llego a ser el Talmud y La Mishná, las palabras de los sabios,  etc y años y años de comentarios de las escrituras. Cada Rabí tendría su propia interpretación de cómo vivir la Torá.  Cada uno tenia unn estilo de vida.  Por ejemplo, Honrar el Sábado: Un rabí podría decir que no puedes ir más lejos que la distancia a la sinagoga.  Mientras que otro podría decir que puedes ir el doble de esa distancia, porque debes regresar a tu hogar. Como puedes ver, tienes la Tora en sí misma, y tienes la interpretación del Rabí de las reglas requeridas para obedecer tal ley. Estas reglas del rabí eran llamadas su yugo. Cuando estudiabas con un Rabí, tomabas su yugo sobre ti. Pero  Yeshua vino y dijo Mi yugo es ligero. Es decir, El no tenia que ver con interminables listas de reglas y regulaciones (Mateo 11:28-30) que rabinos de su tiempo habian distorcionado. Como puedes ver, cuando  Yeshua está hablando, no solo esta escogiendo palabras al azar. El está hablando como lo haría un Rabí.

Textos y auxiliares culturares que tenian importancia.


La Mishná (un cuerpo)
El Sistema y estilo de enseñanza de algunos Maestros (Rabi)

exegético de leyes judías compiladas, que recoge y consolida la tradición oral judía desarrollada durante siglos desde los tiempos de la Torá o ley escrita, y hasta su codificación) tiene una frase que dice: “Sobre todas las cosas, nos enorgullecemos de la educación de nuestros hijos”. La educación judía estaba formada de tres secciones primarias: Bet Safar, Bet Talmud y Bet Midrash.

Cuando los rabies hablan, entran en acaloradas y animadas discusiones porque éstas son las enseñanzas de Dios y un reflejo directo de la adoración. Creían que la forma más sublime de la adoración era el estudio, y que el verdadero estudio siempre lleva a cuestionar. Así que un Rabí podría preguntar a un estudiante “¿qué significa honrar el sábado?” y uno de los estudiantes podría responder incorrectamente: “sentarse y no hacer nada, y tener un día aburrido”. El Rabí contestaría apasionadamente “¡No! Has abolido la Torá!”, queriendo decir que el estudiante no había comprendido el punto principal. Pero otro estudiante podría responder: “recordar y reflejar que ya no somos esclavos. Que hemos sido traídos de un reino de oscuridad y redimidos por la sangre del cordero. Que tomamos un día de la semana para recordarnos que nuestro valor no viene de hacer ladrillos, ¡sino de quien nos hizo!, el Eterno”. Y el Rabí entonces diría “¡Así es! Has cumplido con la Torá!”.

Yeshua viene entonces (Mateo 5:17) y dice Yo no vine para abolir lo que han aprendido, sino a mostrarles cómo se ve en carne y hueso. Así que a la edad de catorce años, lo mejor de lo mejor, el Harvard y el Oxford de los muchachos judíos, daban otro paso. Todos ellos querían ser rabies, porque los maestros eran las personas más respetadas de esos días. A la edad de catorce años, alguno de los mejores se aproximaba a un Rabí y le pedía convertirse en su discípulo. El Rabí entonces ponía a prueba al joven. Por ejemplo, podría preguntar “Dame las cuatro referencias de Deuteronomio o dime el libro de  Habacuc en orden”.

Por si eso fuera poco, el Rabí cuestionaba al muchacho usando lo que era llamado “remez” (indicación, alusión). Un remez es donde el Rabí formaría su pregunta basada alrededor de una pieza de las Escrituras, de manera que él podría citar por ejemplo, los primeros tres versos del pasaje. Pero la pregunta real del Rabí seria sobre el cuarto verso. Ahora, debido a que el muchacho había sido educado en el Bet Safar, el Bet Talmud y el Bet Midrash, ya conocía las Escrituras y su mente continuaba automáticamente a través de los siguientes versos, y era capaz de comprender que el Rabí se estaba refiriendo al verso cuatro con su pregunta. El joven formaría entonces su respuesta alrededor de otra parte de las Escrituras y citar algunos versos, deteniéndose muy poco antes de la que se estaba refiriendo el Rabí, o apenas después. El Rabí entonces comprendería lo que el joven está refiriendo y juzgaría cuán bien respondió su pregunta. Si suena complicado, ¡es porque era así!  Por ejemplo,  Yeshua en Mateo 15:8,9 les dice “Este pueblo me honra con los labios, pero su corazón está lejos de mí. En vano me adoran; sus enseñanzas no son más que reglas humanas”, pero los que entienden el remez, comprenden que Yeshua  les está hablando de Isaías 29:13 y en especial del 14: “Por eso, una vez más asombraré a este pueblo con prodigios maravillosos; perecerá la sabiduría de sus sabios, y se esfumará la inteligencia de sus inteligentes”. Si el Rabí te interrogaba y determinaba que eras lo suficientemente bueno, que si pertenecías en realidad a Harvard u Oxford, diría “Ven, toma mi yugo sobre ti y conviértete en mi discípulo”. Y en ese preciso instante, el muchacho dejaría todo (casa, madre, padre, sinagoga, comunidad…) y dedicaría su vida entera a ser como ese Rabí.

Un Ejemplo

Uno de los escritos de los sabios de la Mishná es citado como “Que seas cubierto del polvo de tu maestro”. Los rabies eran apasionados y animados.  Invertian tiempo y  días enseñando a sus discípulos para enseñarles, y mientras viajaban de un lado a otro, literalmente levantaban nubes de polvo. Debido a que sus discípulos estaban siguiendo al Rabí, para el final del día estarían cubiertos de la nube de polvo que su maestro había levantado. Ahora, siempre existía la posibilidad de que el Rabí decidiera, mientras te examinaba, que no eras el Harvard o el Oxford. El diría “Obviamente conoces la Torá, pero no tienes lo que se necesita para ser como yo. Ve, ten hijos, ora para que ellos se conviertan en rabies, y dedícate a tu oficio”. Ve a aprender el negocio familiar y vive una vida buena de manera que tus hijos crezcan mejor que tú.

Y esto nos lleva al texto de Mateo 4:18-22 y 16:13-20. Mientras Yeshua camina junto al mar de Galilea, vio a dos hermanos: Simón, llamado Pedro y a su hermano Andrés. Estaban lanzando una red en el lago, porque eran pescadores. ¿Qué eran?  Pescadores… pero no lo habían logrado.

Un Rabí  probablemente les había dicho que no eran lo mejor de lo mejor, y los mandó a dedicarse a un oficio. ¡ Yeshua va a los perdedores y rechazados y los llama! Vengan y síganme, dijo Yeshua les dijo “seguidme, y yo los haré Pescadores de hombres. Inmediatamente ellos dejan sus redes y lo siguen. Ahora, ¿cuántos de ustedes, honestamente, dirían que esto nunca se les hizo lógico? A mí no. Aquí viene un joven caminando por la playa. Pedro y Andrés están probablemente aprendiendo el negocio de la familia, porque es importante para ellos. El bienestar de su familia probablemente depende de cuán bien aprender su oficio. Probablemente tienen una buena cantidad de dinero invertido en este oficio. Y este joven viene caminando y les dice “Ven y sígueme”. ¡Y tiran todo y lo hacen! Encima de esto, las películas “cristianas” muestran a un personaje que parece tener poderes místicos, llama a los discípulos, y saltan fuera del bote para perseguirlo.  No lo cree? alla usted !  ¡Pero eso es exactamente lo que sucedió! Ni más ni menos. Al autor no se le escapó nada. Mira, Yeshua  era un Rabí. El  estaba ( y está ) llamando discípulos. El penso que eran lo suficientemente expertos, a pesar de que otros no pensaban así. Les estaba dando la oportunidad de cumplir sus sueños. Así que por supuesto que dejan lo que están haciendo y siguen al Rabí. Después de eso, ve a otros dos hermanos, Santiago hijo de Zebedeo y a su hermano Juan. Ellos estaban en un bote con su padre,preparando las redes.  Yeshua  los llamo e inmediatamente dejaron el bote y a su padre y lo siguieron. ¿Donde está la parte de Zebedeo declarándose en bancarrota? ¿O la parte donde está parado sobre la cubierta del bote con su puño amenazando a sus hijos por dejarlo abandonado con un negocio familiar en problemas? No hay tal parte. Era un honor el que tus hijos se fueran siguiendo a un Rabí. En lugar de que Zebedeo se molestara, puedo verlo esa noche, regresando a casa con su esposa y diciéndole “¡los muchachos se fueron!” “¿A dónde?” preguntaría ella. “¡El Rabí Yeshua de Nazaret los llamó y ahora ellos siguen sus enseñanzas!”. De hecho, me imagino la mañana siguiente a Zebedeo caminando a través del pueblo, con el pecho henchido, pavoneándose un poquito quizá, mientras platica de cómo sus hijos se fueron. ¿Crees que Yeshua  piensa que puedes hacerlo? Esa es la principal premisa del sistema. El Rabí no aceptaría a alguien que no pudiera hacerlo. Podemos decir, basados en el contexto, que varios de los discípulos estaban entre los 16 y 19 años. Pedro tenía suegra, y usualmente a la edad de 18 años un joven ya estaba casado. Yeshua  llama a los adolescentes rechazados y a los de segunda clase para ser sus discípulos. ¡Y Él continua haciéndolo hoy! (Juan 15:16)

Pero eso no es todo. ¿Qué hizo Yeshua con estos discípulos recién encontrados? (Mateo 16:13 y en adelante). Entonces Yeshua  llegó a la región de Cesarea de Filipo… ¿solo otro lugar? No !!!, en aquellos días, era uno de los principales centros de adoración pagana. Estaba  literalmente en la base de una montaña bastante alta. Los paseantes podían ascender a la cima de la montaña y mirar abajo la adoración pagana desarrollándose abajo.
En un lado de la montaña había una hendidura en la roca de la cual se creía que era el punto en el cual los espíritus entraban y abandonaban este mundo. Esa hendidura en la roca era llamada “Las puertas del Infierno”.

Yeshua le pregunto a sus discípulos, “¿Quién dice la gente que es el Hijo del Hombre?”. Ellos respondieron “Algunos dicen que Juan el Bautista, otros dicen que Elías y otros más que Jeremías o alguno de los profetas”. “¿Y ustedes que piensan?” les preguntó. “¿Quien dicen ustedes que soy yo?”. Simón Pedro contesto, “Tu eres el Mesías, el Hijo del Dios viviente”.  Yeshua  respondió “Bendito seas, Simón hijo de Jonás, porque esto no te fue revelado por hombre, sino por mi Padre que está en los cielos. Y te digo que eres Pedro, y sobre esta roca edificare mi iglesia, y las puertas del infierno no prevalecerán sobre ella”. ¿Qué está diciendo? Mira,  Yeshua recién acababa de llevar a estos muchachos a la cima de la roca en Cesarea de Filipo. Los jovenes  judíos buenos simplemente no iban ahí. Era un lugar del cual los padres les dirían a sus hijos “No puedes ir ahí”. Los discípulos probablemente estaban asustados “Si mi papá se entera, me va a matar…” Pero ahí están, y el Rabí les está enseñando. Les pregunta, mirando abajo a los paganos, quien dice la gente que es El. Pedro finalmente habla y le dice quien cree el que es Yeshua. Y Jesús reconoce que Pedro ha recibido ese conocimiento de Dios. Y aquí viene la parte más importante…  Mesias mira hacia abajo a los paganos y dice a sus discípulos que “sobre esta roca” – sobre este tipo de personas, mundanos, gente ordinaria, el  Mesias edificaría su iglesia. Y aun las “puertas del infierno” – los espíritus del mundo, no pueden estorbar el camino porque están comisionados por Dios mismo. El les está diciendo a los discípulos que ayudaran al Mesias a construir la asamblea, la congregacion, el grupo entre esos tipos de personas. El no está enfocando su atención en la gente religiosa que se reúnia en las sinagogas.

Los discípulos intentaban ( y deben )  siempre hacer lo que hacía su maestro.

En este contexto podemos entender a Pedro querer hacer lo que estaba haciendo su Maestro: ¡caminar sobre el agua! Una posible razón por la que se hundió es porque dudó de ser un discípulo que Yeshua mereciera. Dudó de sí mismo. El Mesias puso su confianza en ellos  no porque tuvieran algo de especial, sino por el Poder que el Espíritu Santo les iba a impartir (1 Cor. 1:26-29) Yeshua aun busca discípulos hoy. El te está llamando a ti. Sobre esa roca, la gente de tu ciudad, tu escuela, tu círculo de amigos. El te  quiere usar para construir Su congregacion (Mat. 28:19). Y ni aun las puertas del infierno podrán estorbar, porque Dios mismo está caminando por la playa hacia ti. El está llamando “Ven y sígueme”. ¿Cuál será tu respuesta? ¡Que seas cubierto del polvo de tu maestro!

Lea tambien :

El Hijo del hombre es Señor aun del sábado ( parte II)

El Hijo del hombre es Señor aun del sábado (I)

About Anni Orekh

Anni Orekh (which translated from Hebrew means: I m an editor (Publisher) it is the online pen-name of author and Managing Director of MD Enterprises.

Discussion

No comments yet.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Archives

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Join 111 other followers

Categories

Blog Stats

  • 683,616 hits

Sefardi Tree

%d bloggers like this: